Cooling face mask

Cooling face mask se recomienda después de tratamientos dermatológicos y cosmetológicos para acelerar el proceso de cicatrización y regeneración de la piel irritada.

Sus componentes activos cuidadosamente seleccionados ofrecen un alivio inmediato a la piel irritada, refrescan y reducen edemas, el picor y la ruborización. Restablece el umbral normal de sensibilidad a la piel y minimiza la sensación de malestar.

Su fórmula rica en extractos vegetales no sólo refresca, sino suaviza y calma la piel de manera constante. Además, hidrata la piel y la deja suave y sedosa.

Cooling face mask es fácil de usar – tiene forma de hoja, por lo cual se ajusta perfectamente a la forma de la cara.

Trehalose – disacárido que absorbe la humedad del entorno, gracias a lo que ayuda en mantener el nivel de hidratación de la piel y combate los daños que produce la pérdida del agua en la epidermis.

Extracto de Ginko Biloba – fortalece los vasos sanguíneos, protege contra sus rupturas, ayuda en la regeneración de la epidermis y estimula su regeneración. Tiene un excelente efecto antioxidante y suaviza la piel irritada.

Extracto de aloe de Barbados – hidrata, regenera y suaviza una piel irritada. Tiene un fuerte efecto antioxidante, suavizante y antiedemígeno.

Menthyl Lactate – más suave para la piel que el mentol, le ofrece un efecto duradero de frescor.

Extracto de frambueso – refresca, suaviza las irritaciones, mejora el aspecto físico de la piel, la fortalece, suaviza y regenera.

Tira la mascarilla Cooling face mask de la base y ponla sobre una piel limpia. Mantén la mascarilla en la cara durante 20 minutos, tírala y espera a que se absorba totalmente. No limpiar con agua.

40 ml/1.41 fl. oz. (2×20 ml/0,7 fl. oz.)

cooling_face_mask