TERAPÍA CON LÁSER

Terapía con láser en la dermatología

En los tiempos de hoy, la vasta oferta de tratamientos de medicina estética permite a cada paciente escoger el procedimiento que mejor responda a las necesidades individuales de su piel.

Una de las más grandes hazañas de la medicina estética del s. XXI son aparatos tecnológicamente avanzados, p. ej. los láseres. La terapia con láser se ha convertido en una parte integrante de la dermatología.

Sus ventajas son: invasión relativamente reducida y tiempo corto de convalecencia del paciente. Muchos tratamientos, entre otros: reducción de cicatrices, estrías, pigmentaciones, rejuvenecimiento de la piel, se realizan con el uso de láseres. Gracias a esa tecnología, podemos eliminar también el problema de ruptura y dilatación de vasos sanguíneos, eliminar vello excesivo o tratar la sudoración excesiva.

El láser garantiza alta precisión y un control total durante el tratamiento. Sin embargo, hay que recordar que después de cada tratamiento con láser pueden aparecer síntomas de inflamación neurogénica de la piel, produciendo ruborización, edemas, hipersensibilidad e irritación cutánea.

Para minimizar al máximo el tiempo convalecencia y el malestar de un paciente sometido a la terapia con láser y otros procedimientos dermatológicos, se ha elaborado un neurocosmético moderno llamado Laserat cream.

Terapía con láser
Medicina estética
Hiperpigmentación
Acné
Emollientes
Anti-Aging